Este 2023/2024  DIBUJAR MÚSICA está en residencia en el Instituto Manuel Vázquez Montalbán. Donde realizaremos una obra colectiva conectada con el cine, la música y el dibujo. junto a los docentes Rocío León y Jordi Humbert.

Comisariado y coordinado por Marc Balfagón desde L’Afluent  L’Afluent | Projectes – En Residència (lafluent.com) y dentro del marco del programa  En Residencia  (Consorcio del Besòs e Instituto de Cultura de Barcelona)

DEFINICIÓN | En Residència (enresidencia.org)

Dibujar música es una aventura pedagógica y de creación, que utiliza la música el cine, el dibujo, la animación y la performance como herramientas o territorios donde aprender y dar forma a piezas colectivas.

Desde DIBUJAR MÚSICA nos proponemos descubrir juntos que queremos decir y como. En un proceso grupal de construcción de un mensaje al que daremos forma acercándonos al cine, la música y el dibujo.

Me dispongo a documentar aquí este proceso y dejar un relato del viaje. Allá vamos.

3 DE OCTUBRE

Primera sesión de contacto. El espacio del gimnasio nos sirve para iniciar fuera del aula nuestro camino. Nos presentamos y cada una uno, muestra un objeto que destaca y explica. Es un modo indirecto de hablar de lo personal desde una mínima distancia. Es difícil estar expuesto al grupo expresando algo íntimo. La fragilidad compartida  es lo que los protege. Y aún y así hay que ir con mucha delicadeza y atención. Ser adolescente no es fácil.

Apuntamos en una pizarra las explicaciones y conexiones que tienen con los objetos. Todos, todas, después de explicarlo en voz alta.

AINOA: Siempre / JOSHUA: Pelo, tiempo, futuro. / JORDI: Passat, pressent, futur  / RAFA: sonido / JHOEL:            / RAÚL: Sant Adrià / JOEL: Alma / AITOR: Comunicación / EDDSON: Drill /  JANET: Dog / VICTOR: Casisoloregetón / ANTONIO: Anillo / ROCÍO: Vínculo / NOA: Vínculo / ALEIX: Eléctrico / TOMÁS: Vínculo / AINOA: Vínculo / NAZARETH: Siempre. / CHUS: Pasión. / MARC: Lectura

Después de una entrada con tantas palabras, en la que ellas y ellos estaban inicialmente en un lugar muy conocido, el de ver y recibir demandas verbales de unos adultos, el de espectadores a la espera de entrever cual será la exigencia del adulto que tienen delante.

Después de aguantar un buen rato con los cuerpos quietos, entre adormecidos y nerviosos, les pedimos que nos ayudasen a dar forma a una escultura hecha con el material que hubiese en ese momento en el gimnasio. Un juego creativo, no un diseño de una obra escultórica. Un ensayo de ponernos todos en marcha juntos hacia un objetivo desconocido, que se define mientras avanzamos.

Ni mucho menos para indicar esto utilicé estas palabras, ni mi compañero Chus tampoco. Sencillamente nos pusimos a mover hacia el centro del gimnasio lo que había. Y pedimos ayuda con algún material difícil de manejar sólo o a dos.

Pasado un rato me di cuenta de que la luz era excesiva y un poco cruda, la luz eléctrica del gimnasio, y de que podíamos probar a tapar un poco las ventanas. La semioscuridad es una protección estupenda. Una protección psicológica. Para mí, y la aprovecho siempre que puedo. El grupo está siempre muy expuesto, como cualquier grupo, en permanente mirada y juicio. La luz baja ayuda bajar presión y s estimulante. O eso creo, les consultaré. Prometo.

Llegó un punto en el que el peligro se asomó un poquito, los objetos se desmoronaban, algunos y algunas encontraban placer en que ocurriese ;))) y después de poner un límite en esa frontera, comenzamos a dejar nuestra pequeña montaña común.

Les propusimos caminar en círculos alrededor, sin un  motivo explícito. Lo hicieron mecánicamente, con sensación de extrañeza o ridículo, creo yo, un poco mecánicamente, pero lo hicieron. Y poco a poco la escena los fue menos ajena.

Me gustó oír bromas, risas, comentarios de todo tipo. A los cuales siempre respondo.

Uno de los más interesantes fue un: OOOOOOOOOOOOOOOH que ARTE estamos haciendo. MIRA MIRA QUE ARTE, jajaja.

Aproveché para contestar en voz alta, salté sobre el trampolín de esta sorna, para explicar que:

-Esto no es Arte, esto es un juego creativo, esto es una forma de acercarnos a maneras de trabajar que tienen los artistas, algunos.

Pero una obra, la obra de un artista requiere un compromiso y un trabajo que vendrá después para hacer la nuestra.

Encendimos las luces de los móviles, algunos y algunas grabaron mientras giraban, o dentro de la estructura.

Finalmente paramos.

Preguntamos que era lo que habíamos hecho, a que se parecía o como se habían sentido.

-Bien, mal, normal, cansada, me ha parecido pues lo que has dicho, eso, una escultura no?

Uno de los chicos dijo: Un ritual. Es un ritual.

 

ESO ES. SI.

 

Funciona, siempre, si el grupo se activa, se puede viajar a través de esta herramienta de lenguaje performativo, escénico, hacia un lugar básico humano, un lugar hermoso donde un grupo actúa conjuntamente, mientras inventa, asume, decide y disfruta. Uno de los lugares primitivos de la creación.  Un ritual. No hace falta explicarlo en clase, si vivirlo.

 

Video proceso y documentación del curso:

10 DE OCTUBRE

Nuestro segundo día fue más lento pero no menos intenso y pudimos comenzar a ver como funcionaba el grupo.

Elegimos el col.lage como canal, como medio de expresión sin mucha presión técnica ni premisa ni objetivo o tema.

Propusimos un material y dejamos que apareciesen las asociaciones.

También convidamos a salir del formato “cartulina” y tomar la clase o el propio cuerpo como territorio posible para cortar y pegar.

Lo más difícil, explicar con palabras por que y como y para que de las imágenes y los actos.

La segunda parte de la clase tuvo que ver con una petición nuestra. Llevarnos a un lugar del barrio que os guste o que queráis que conozcamos:

 

17 DE OCTUBRE

Con 14 años, estar quieto en un pupitre, dentro de una clase es difícil no, imposible..

Delante del instituto, a muy pocos minutos, está la playa y la zona de la antigua central térmica “Las tres chimeneas”

Un lugar, aunque actualmente contaminado, agua y arena, de contacto con la luz el mar y la playa. Un sitio en el que poder instalar nuestro pequeño y asalvajado laboratorio de creación al aire libre. Este paisaje urbano emblemático de nuestra ciudad acoge a grafiteros y grafiteras de todo el mundo que dejan desde hace años, en las paredes que rodean “la Térmica”, sus creaciones.

Durante el camino, al pasar por el pasillo que da acceso a la playa, hice parar al grupo para que admirasen en silencio una escena que me arrebató por su belleza poética y sencillez. Un ritmo continuo de gotas de agua se desplegaba al final de espacio y el sol se filtraba creando brillos sorprendentes y reflejos que estallaban con sonido líquido en el suelo.

Les propuse mirar esa escena como si estuviéramos en una galería, reconocer su potencia poética en silencio y permanecer allí quietos unos minutos.

En definitiva abrí un espacio de comportamiento inesperado para señalar un placer estético recién encontrado y para compartirlo.

Solo unos minutos después, ya en los muros cerca de la playa, una de las chicas del grupo se giro gritándome:

!Mira profe, a alguien se le ha caído la pintura mientras hacía el grafitti y ha quedado todo lleno lleno lleno de gotas!!

Fue un grito poderoso,  no una elevación de la voz, y a la vez que lo hizo comenzó a correr muy rápido hacia adelante como señalando toda la zona manchada. Inevitable no oírla, imposible no verla. En definitiva había abierto un espacio de comportamiento inesperado para señalar un placer estético recién encontrado que quería compartir.

Destaco este detalle de muchos de los que ocurren en nuestras sesiones, por que es un muy buen ejemplo de como, muchas cosas importantes, muchos aprendizajes y su aplicación en los procesos creativos, no se muestran desde lugares codificados que conozcamos o reconozcamos rápidamente y en la creatividad, que se den estas formas y variaciones, estas mutaciones es ESENCIAL y ofrece riqueza. Riqueza de pensamiento, acto y posibilidades futuras.

Ya delante del mar y después de correr saltar y celebrarnos, les propusimos que continuaran aquí la clase de col.lage y repartimos material. No dimos muchas más pautas que eran libres de elegir el lugar y el formato.

Conchi comenzó un col.age móvil al que se apuntaron varios compañero y compañeras durante la sesión.

 

Antes de marcharnos, Conchi me dijo que todo el material…. no era importante, que lo importante de verdad eran las sombras, como se mezclaban, como se movían. Fascinante. No tengo otra palabra.

Salir de clase, salir del instituto, llegar al borde del mar y crear un juego silencioso de sombras móviles. Tener el tiempo, la calma y la excusa de nuestra clase y decidir invertirlo en hacer moverse estas estructuras, en ver nacer poco a poco este poema pequeño, vivo, frágil, frente a los tótems quietos, rígidos, fríos, que son las tres chimeneas.

Fue un gran día, valió la pena llegar ahí.

24 DE OCTUBRE

Hoy, improvisación sobre tela, con ceras y pasteles. Ellos y ellas crean los grupos de trabajo y nosotros observamos las dinámicas relacionales, los liderazgos, los tempos de concentración y animamos participando.

 

21 DE NOVIEMBRE

Mucha de la música que estos chicos y chicas nos ponen cuando les pedimos, que es casi cada sesión, está producida de una forma que no conocen. Muchos de los procesos y los sonidos de artistas que admiran están más cerca de lo que imaginan. Darles a conocer y acercarles estas herramientas fue el objetivo de esta fue una clase conducida por Chus.

 

5 DE DICIEMBRE

Después de una sesión completa a ver ejemplos, hablar o gritar 😉 varios grupos se definieron e hicieron apuestas concretas, desde modos de actuación muy diferente, para llevar a cabo varios grafittis, en las paredes que cierran el recinto de “La térmica”.

Con el permiso explícito del ayuntamiento y gracias a la insistencia de nuestra Rocío, con el permiso de una pared llena de trabajos de un nivel alto y sobre todo, de propuestas visuales que parten de la experiencia y el control técnico y del lenguaje.

Justo al revés que nosotros, es un plan perfecto. Nada puede fallar, el caos y la auto gestión hará su trabajo espontáneo.